Primero, existen muchos fenómenos y el cerebro humano es incapaz de manejarlos a todos a la vez, lo que incrementa la posibilidad de subestimar alguno. Segundo, cuando varios factores interactúan e influencian los resultados, es muy sencillo creer que el causante raíz del desempeño es una cosa cuando en realidad es otra.
Reacciones previsibles
Las organizaciones registran los fenómenos previsibles, de causa efecto, en sus negocios, de los cuales muchos son obvios: más clientes incrementan la demanda de servicios, más empleados incrementan la nómina, etc. Aparentemente las empresas manejan bien estos fenómenos, pero lo que pocas veces se toma en cuenta, es cómo actúan éstos en conjunto, al mismo tiempo
Nuestros modelos ayudan al cerebro humano a manejar la complejidad, describen con facilidad las influencias múltiples en interacción, y establecen un puente entre los datos, el conocimiento de los expertos y los modelos causales, para detectar conflictos y problemas de intuición.
Consultoría