cuantos matrimonios han dejado de existir, o al menos se han dejado de dirigir la palabra debido al aparatito conocido como (cr) y principalmente a cuantos creativos, publicistas y publicistas creativos, el dichoso aparatito, los ha puesto en graves aprietos, coloquialmente hablando ... a parir chayotes. Pero ¿qué es exactamente el zaping? Pues bien, el zaping es un acto fundamental de libertad que consiste en cambiar el canal de la tele cada vez que el temporal operador del artefactito lo desea, generalmente cuando vamos a comerciales o cuando el programa esta aburrido, en fin son muchas las causas y de ellas podemos resaltar “el zaping compulsivo” el operador cambia de canal a razón de 60 veces por minuto, (hay quienes lo superan) “el zaping terco/necio” este cambia de canal solo por fastidiar a quien este a su lado, la frecuencia de zapeo depende de que tan mal le este cayendo su acompañante y hay un tercero el “zaping anticomercial” que le cambia en cuanto percibe cualquier indicio de corte comercial. Con los 3 zapingers mencionados no hay nada que hacer, salvo tal vez psicoanálisis o terapia con electroschocks, pero los que realmente nos interesan son aquellos que le cambian solo cuando se aburren, lo que significa que si el comercial es divertido o disfrutable, no le cambiaran, desgraciadamente si el corte inicia con un mal comercial o peor aun con un par de gritonas rifando camionetas y que en vez de voz emiten un extraño sonido, mezcla de sirena de ambulancia bajo el agua y corneta de trailer oxidada, entonces los comerciales que venían a continuación así sean de lo mejor, como de los que hace Simon Bross, pues lastima en esta ocasión ya no serán vistos, esto es o al menos debe ser un aliciente a quien se dedique a la publicidad a crear anuncios cada vez mas disfrutables, a fin de conservar un mayor auditorio, queda entonces otro problema, no es viable pedir a las cadenas de televisión que transmitan siempre al final los malos anuncios, porque simplemente no creo que se les pegue la gana hacerlo y si lo hicieran ¿quién tendrá la autoridad moral para decidir que es y que no es un buen anuncio, el remedio seguramente será peor que la enfermedad.

Entonces ¿qué nos queda por hacer? en mi humilde opinión, esta situación nos obliga a considerar a la Tv. Como uno de los medios mas viables, pero no el único, es necesario diversificar y explorar nuevas alternativas, tanto de medios como creativas, el reto es hacer comerciales que la gente quiera ver o escuchar, porque la practica del zaping se puede aplicar a cualquier otro medio y por su parte los medios tarde o temprano tendrán que volverse mas amigables con su auditorio, por lo menos; locutores y conductores con voz agradable, que sepan comunicarse y por favor si ya no tienen nada que decir, que se queden calladitos en vez de repetir tontería tras tontería, de seguro venderían mas.

“No podemos quitar a la gente su derecho a cambiar de canal, pero si podemos quitarles el deseo de cambiarle”.

 
publicidad, mercadotecnia, marketing, investigación y estudios de mercado, campañas de publicidad, medios de comunicación, estrategias de medios, estrategias de mercadotecnia, creatividad, diseño grafico, querétaro, méxico.